Aunque suene a tópico.

Suena a tópico, pero los sueños se cumplen.
Sin embargo, no debemos caer en el error de pensar que son fáciles de alcanzar porque las películas, la televisión, los medios en definitiva, digan que los sueños se cumplen.
La magia de cumplir un sueño, lo que termina de hacerlo especial y le da esa chispa de emoción al verse cumplido, es lo difícil que suele resultar. Y es que, ¿dónde quedaría la ilusión? ¿Dónde la emoción, al ver cumplido un "sueño" que no te ha costado ningún esfuerzo?
Imagina por un momento que deseas alcanzar la cima de una montaña. Si tu estado físico es sublime y no tienes que realiza el más mínimo esfuerzo, alcanzarás tu meta, sí. Te sentirás con mucha probabilidad satisfecho. Pero imagina ahora que para alcanzar la cima has pasado mil y una calamidades, que has sufrido, que te ha costado mantener la esperanza de llegar, que has llegado a pensar que no eras capaz de lograrlo, pero que al final has alcanzado la cima de la montaña. Tu felicidad ahora es mucho mayor, ¿verdad? Pensar en el esfuerzo que has tenido que realizar, pensar en los momentos en que dabas por perdida tu causa, hace que ahora que lo has conseguido esa sensación de ver logrado tu objetivo se intensifique.
Los sueños cuestan, y cuestan mucho. Si de verdad quieres alcanzarlo debes intentarlo, pero haciéndote a la idea de que realmente tendrás que luchar por ello. Pero eso no es malo. Una vez me dijeron, mientras peregrinaba a Santiago de Compostela, que lo importante es el camino.
Tú lucha por tus sueños, que al final se cumplen, que ese esfuerzo, esas calamidades, esos momentos en los que casi te das por vencido, dan resultado. Te alegras, una vez tu sueño se hace realidad, de no haberte dado por vencido, de haber mantenido la Esperanza, y te invade de repente una inmensa Paz.


En tan sólo unos días, un acontecimiento muy especial tendrá lugar en la ciudad de Sevilla. Una muestra más que se suma a la innumerable lista de muestras de que los sueños se cumplen. María Santísima de la Paz y Esperanza, Titular Mariana de la Hermandad de Jesús Despojado de sus Vestiduras, María Santísima de la Paz y Esperanza y San Juan Evangelista será presentada en la Capilla del Mayor Dolor de Molviedro, sede canónica de la Hermandad sevillana de Jesús Despojado.
La dolorosa, obra del escultor e imaginero Rafael Martín Hernández, estará expuesta en la capilla el sábado 22 de octubre con un horario de 17:30 a 19:30 horas, para todo aquel fiel que quiera observarla por primera vez, y una semana más tarde, ya en Alcalá de Henares, la imagen será bendecida en la Parroquia de Santo Tomás de Villanueva del barrio de Espartales, en la mañana del sábado 29 de octubre, para salir en Procesión Extraordinaria por las calles de su feligresía en la tarde del mismo día.
Soñemos juntos, es hora de recibir a María Santísima de la Paz y Esperanza como se merece, y cumplir sueños, aunque suene a tópico.

Comentarios